Traumatologíaymás
Por Dr. Eugenio Ferrer
x BONUS EXTRA
Guía gratuita: no
Te la mandaré enseguida a tu email. ¡Revisa tu correo!

Ibuprofeno, diclofenaco y demás antiinflamatorios ¿para qué sirven y cuándo tomarlos?

¿Sabes cómo y cuándo has de consumir ibuprofeno o diclofenaco y en qué situaciones no deberías hacerlo?

En este post te hablo de los antiinflamarios, te indico sus pautas de administración y te doy mis recomendaciones sobre su uso para tratar el dolor.

  1. facebook
  2. google
  3. twitter
El ibuprofeno también se conoce por nombres comerciales como espidifén, dalsy o neobrufén

Seguramente conozcas de sobra el ibuprofeno: es uno de los medicamentos más empleados para tratar el dolor y la inflamación

Pero quizás hayas oído alguna noticia advirtiendo sobre las posibles contraindicaciones que puede tener su uso prolongado.

¿Realmente el ibuprofeno es tan nocivo y su utilización tendría que estar más regulada?

¿A qué otros fármacos puedes recurrir en el caso de que no puedas o no quieras tomarlo?

El tema me ha parecido una buena excusa para hablar de los antiinflamatorios y analgésicos en general, que es el grupo de medicamentos donde se encuadra el ibuprofeno.

Y así explicarte cuál debe ser su uso más adecuado para aliviar dolores musculares:

  • tanto si eres una persona joven y lo empleas tras una lesión
  • o si eres algo más mayor y lo usas de manera habitual por artrosis o dolores de espalda

Sigue leyendo porque voy a contarte:

  • Cómo funcionan los antiinflamatorios
  • Para qué sirven
  • Sus nombres comerciales
  • en qué casos no deberías tomar esta medicación

¿Cómo funcionan los antiinflamatorios o aines (antiinflamatorios no esteroideos)?

Cuando recibes una agresión (como un golpe o una infección), tu cuerpo fabrica unas sustancias químicas que son las responsables de la inflamación en los tejidos.

Pues básicamente, los antiinflamatorios actúan bloqueando esa vía química.

El problema es que los antiinflamatorios también regulan otros mecanismos como:

  • El flujo de sangre a ciertos órganos (como el riñón)
  • La fabricación de la capa mucosa que protege al estómago del ácido que él mismo produce (de ahí los problemas de gastritis o úlcera que pueden provocar)
  • Y también bloquean la función de las plaquetas en la coagulación de la sangre. De hecho, algunos de ellos como el ácido acetil salicílico, se emplean para mejorar la circulación.

Como puedes ver, la acción antiinflamatoria, analgésica y antipirética (para bajar la fiebre) que producen los analgésicos también puede ir acompañada de otros efectos.

Y pueden ser graves si abusas de ellos.

Conforme avanza la investigación farmacéutica, se han diseñado nuevos antiinflamatorios que manteniendo su efecto, no alteran las funciones que te acabo de indicar.

Es decir:

  • son más inocuos para tu estómago
  • no repercuten tanto sobre el riñón
  • y no son tan peligrosos para la circulación

¿El motivo?

Se limitan a bloquear la vía química en los tejidos que estén inflamados.

El ibuprofeno en concreto, pertenece a los antiinflamatorios antiguos.

Tiene una trayectoria en la que se ha probado de sobra la seguridad de uso en múltiples ámbitos.

Pero como cualquier medicamento, no está libre de complicaciones si no lo empleas adecuadamente.

Ibuprofeno: dosis y pautas de administración

Como ya sabrás, el ibuprofeno suele venir en dosis de 600 mg (400 mg para niños de más de 40 kg) y lo puedes comprar incluso en farmacias online.

La pauta suele ser tomar uno cada 8 horas con el fin de aliviar dolores de muchos tipos:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el talón
  • Dolores menstruales
  • Dolor tras un golpe
  • Fiebre e inflamación en niños…

Pero ojo, que a continuación te indico algunas restricciones en cuanto a su utilización.

Cuándo NO deberías tomar ibuprofeno ni antiinflamatorios en general

Si te encuentras dentro de alguno de estos grupos, ten mucha precaución respecto a su uso:

SI ERES ALÉRGICO:

Es frecuente que haya personas alérgicas a este grupo de medicamentos.

Aunque la más extendida es la alergia al nolotil. Que pese a ser un analgésico, no pertenece al grupo de los antiinflamatorios.

SI TIENES ALGÚN PROBLEMA CARDIACO O ANTECEDENTES DE INFARTO CEREBRAL:

No es que estén absolutamente prohibidos, pero el diclofenaco y el ibuprofeno no son recomendables si tienes enfermedades cardiacas o cerebrovasculares graves.

Si es tu caso es mejor que tomes naproxeno. O si tienes muchos factores de riesgo usa otros analgésicos.

SI SUFRES INSUFICIENCIA RENAL:

Si padeces insuficiencia renal leve puedes tomarlos con prudencia.

Pero si es grave es preferible que uses otras opciones.

SI TIENES PROBLEMAS GÁSTRICOS COMO GASTRITIS O ÚLCERA EN EL ESTÓMAGO:

Si estás tomando antiinflamatorios siempre debes tomar un protector gástrico (como el omeprazol).

Salvo en estos casos: si eres joven y lo vas a tomar sólo un corto periodo de tiempo, por un esguince o una contusión.

SI POR DOLORES CRÓNICOS TIENES QUE TOMAR ANTIINFLAMATORIOS DURANTE MUCHO TIEMPO:

Si es tu caso, es muy importante que te supervise un médico por varias razones:

  • Para que el antiinflamatorio no interfiera con tu medicación previa
  • Para vigilar que tu riñón no se vea perjudicado
  • Para proteger tu estómago
  • Si no presentas factores de riesgo o enfermedades por las que sea mejor tratarte el dolor con otro tipo de analgésicos como el paracetamol, nolotil o derivados de la morfina.

¿Hay razones entonces para limitar el empleo del ibuprofeno?

En mi opinión, puede que haya quien use el ibuprofeno con demasiada ligereza y ello pueda acarrearle algún problema.

Por esto mismo, debes consultar con tu médico si te encuentras en algunas de las situaciones que te he descrito en el punto anterior.

Hay reacciones adversas de medicamentos que han supuesto su prohibición en algunos países.

El nolotil, que es de uso frecuente en España, está prohibido en varios países de Europa y EEUU.

Tiene un riesgo (muy pequeño) de producir agranulocitosis o anemia aplásica.

Es decir, puede dañar tu médula ósea. Y que no puedas fabricar unas células que forman parte del sistema inmune, dejándote indefenso frente a las infecciones.

Por supuesto, esto sólo les ocurre a algunas personas y con un uso muy continuado del mismo.

¿Qué otros antiinflamatorios te recomiendo para combatir la inflamación?

Además del ibuprofeno, hay otros antiinflamatorios que también pueden serte útiles y a los que puedes recurrir.

Uno de ellos es el diclofenaco.

Su acción es muy potente y eficaz. Y se suele emplear para tratamiento de la inflamación en fase aguda.

Es decir, sirve para aliviar un dolor reciente.

Por ejemplo:

  • Después de haber recibido un golpe muy fuerte
  • En un lumbago como consecuencia de haber hecho un esfuerzo
  • O en los primeros días tras haberte sometido a una intervención quirúrgica

Diclofenaco: para qué sirve, nombres comerciales y pautas de administración

Al igual que otros medicamentos, el diclofenaco puede tener varias formas de administración.

Lo más frecuente es que en las farmacias esté disponible en comprimidos o en cremas.

Y uno de sus nombres comerciales más conocidos son las cremas Voltadol.

Las presentaciones en crema o gel se recomiendan para dolores moderados localizados.

¿Cómo te lo debes aplicar?

Realizando un suave masaje en la zona que tengas dolorida 3 veces al día.

Pero recuerda que también debes conocer en qué casos NO debes emplearlo:

  • En niños, especialmente si tienen menos de 8 años.
  • Al igual que el resto de antiinflamatorios su prescripción tiene que estar supervisada por un médico si: tienes problemas cardiovasculares, renales o gástricos.
  • Y por supuesto, cualquier alergia a antiinflamatorios debe de estar bien identificada (porque puedes ser alérgico a unos sí y a otros no).

Para acabar...

Quiero que te quede claro que si no te encuentras en los grupos de riesgo que te he comentado, puedes usar el ibuprofeno el diclofenaco u otros antiinflamatorios de manera segura para tratar de manera ocasional algún dolor.

Pero debes consultar con tu médico para saber si puedes tomar antiinflamatorios sin riesgos para tu salud.

Por ejemplo si:

  • tienes alguna enfermedad
  • si estás tomando previamente otro/s medicamento/s
  • o si has tenido efectos secundarios

Recuerda que este grupo de medicamentos incluye a una gran variedad de moléculas agrupadas, según sea el compuesto químico que actúa.

Aún más información

Aquí te he recopilado algunos de mis mejores artículos relacionados con este tema que quizás te venga bien consultar.

Dr. FerrerConsúltame online y da el paso definitivo para solucionar esa lesión que te impide hacer vida normal.
Te contaré todo lo has de saber sobre tu problema para ayudarte en tu recuperación.


¡Si te ha sido útil esta información, compártela en tus redes sociales desde los botones de abajo para ayudar a más personas!

  1. facebook
  2. google
  3. twitter